CRISIS DE ANGUSTIA O ATAQUES DE PÁNICO

CRISIS DE ANGUSTIA O ATAQUES DE PÁNICO

Las crisis de angustia o ataques de pánico son un problema de ansiedad que se caracterizan por la aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos, que se inicia bruscamente y que alcanza su máxima expresión en los primeros diez minutos.

La persona, además de miedo y malestar experimenta: palpitaciones, sudoración, temblores o sacudidas, sensación de ahogo o falta de aliento, sensación de atragantarse, náuseas, inestabilidad, mareo, sensación de irrealidad, despersonalización, miedo a perder el control o a volverse loco, miedo a morir, escalofríos y sensación de entumecimiento.

El temor que tiene la persona que sufre estos ataques a que se repitan crea ansiedad anticipatoria, lo que genera cambios en la conducta habitual de la persona, evitando estar en lugares donde cree que podrían darse de nuevo estos ataques.

Por eso se suelen relacionar los ataques de pánico con la agorafobia, siendo el porcentaje de personas con ataques de pánico que sufre agorafobia del ochenta y cinco por ciento.

La terapia consiste en la combinación de varias técnicas. Desde una perspectiva cognitivo-conductual trabajamos la reestructuración de las ideas distorsionadas y catastróficas sobre lo que es un ataque de pánico y entrenamos las sensaciones físicas y contextuales para que pueda enfrentarse a esas situaciones temidas.

También es importante aprender técnicas de relajación que nos ayuden al control de las sensaciones físicas y de la ansiedad en general.

Por último, desde una perspectiva analítica, descubrir aquellos conflictos que tienen que ver con la separación, la autonomía y la gestión de la ira.

En Jovepsicología podemos y queremos ayudarte. En la Plaza de la Inmaculada 7.

Contacto


Leer la Política de Privacidad